Bucker

Soy Irma Bucker, he nacido y crecido en Ámsterdam y aún sigo enamorada de esta ciudad única con sus bellos canales. Hasta los 16 años, antes de mudarnos al hotel, tuve incluso el privilegio de vivir a la orilla de uno de estos canales.

Cuando mis padres abrieron el Hotel Asterisk en 1977, yo estaba allí. Por aquél entonces era aún un pequeño hotel de 2 estrellas, pero esto fue cambiando a lo largo de los años, ya que mis padres pudieron ir comprando cada vez un edificio más. He vivido muchas reformas, mi padre hacía casi todo él mismo, mientras mi madre se encargaba de que el hotel siguiera funcionando.

Durante mi adolescencia ayudé a mis padres como empleada de desayunos, pero mi corazón todavía no estaba en la empresa. Quería un poco más de aventura, y trabajé durante algunos años como agente de policía en Ámsterdam, una experiencia que aún me da muchas satisfacciones.

Cuando mi padre falleció en 1994 de forma completamente inesperada, el que era mi marido en aquel momento y yo decidimos seguir adelante con el hotel. Nuestros hijos, Lisa y Johan, han crecido realmente en el hotel, ya que vivíamos en el negocio.

Desde 2012 soy la única directora-propietaria de la empresa fundada por mis padres. Johan decidió muy pronto entrar a trabajar conmigo y, más adelante, también Lisa dio el paso al hotel. Su entusiasmo y su dedicación incesante han contribuido a que el Asterisk sea hoy en día un hotel de 3 estrellas superior.

En el 2018, todas las habitaciones habrán sido renovadas y serán accesibles con ascensor. A partir de ahí me gustaría dedicar poco a poco más tiempo a mis aficiones (golf, caminar, leer) y dar a los chicos espacio para que dirijan el hotel.

Habrá llegado entonces el momento de hacer yo misma fantásticos viajes y visitar los países de los que vienen nuestros huéspedes y sobre los cuales nos han contado tantas historias. Espero poder hacerlo con mi querido segundo marido, con el que me casé en 2016. Acudo a él con mis dudas e ideas y sus consejos y sugerencias contribuyen de forma muy importante al éxito del Hotel Asterisk.